La historia sin fin, por TCM